África, otro mundo

Publicado el
Kampala, Uganda, África

ÁFRICA parte II

Hoy en día, nuestros ritmos de vida, obligaciones, trabajo, familia… no nos dejan un minuto para pararnos, para respirar y mirar a nuestro alrededor, para reflexionar. En el primer mundo, desarrollado, la palabra estrés y sus consecuencias (ansiedad, depresión…) ya no nos sorprende, es una enfermedad que nos acecha y nos vigila de cerca; sólo en España en 42% de la población sufre estrés. Sin embargo, esta palabra no existe en África, un continente definido como tercermundista donde la gente se muere de hambre y los niños se ven privados de su educación por no poder pagar 10€ de matrícula al trimestre. Se diría, por tanto, que es un país pobre y subdesarrollado, sumido en la pobreza; para mi sorpresa, tras haber estado 20 días en Uganda, y haberme rodeado de personas naturales del país, puedo afirmar que este país no es pobre si no muy rico. Rico en espíritu, rico en sonrisas, rico en los alimentos libres de cualquier manipulación, rico en vegetación, libre de índices de contaminación tan altos como los que hoy día sufrimos en Madrid y toda España. Libre de cambio climático y rico en lluvias que limpian y fertilizan la tierra en la que crecen verduras y frutas y de las que el ganado se alimenta.

Estilo de vida distinto

Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África Kampala, Uganda, África

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *